CANAL MENORCA www.canalmenorca.com

canalMENORCA.com
Menorca, Baleares, España
>> volver  a la portada

Conéctate
índice
Escríbenos
Regístrate
Gente Online



Ofertas billetes avión
4444444
10% de Descuento en su primer pedido
Lentillas VisionDirect
CÓDIGO DESCUENTO
10 %:  9064850D
44444

Radio

Caretos

Kedadas

Tele

Foros

Chat

Aficiones

Apuntes

Animales

Cocina

Colección

Cine

Dibujos

Juegos

Libros

Poesía

Música

Ballet

Refranes

Televisión

Manualidad

Iphone

Ocio

Gegants

Majorettes

Scalextric

Tuning

Madelman

 

Curiosidades

Vídeos

Imágenes

H.Gráfico

Pow. Point

Ilusiones

Epístolas

Misterios

Reflexiones

Acertijos

Chistes

Sabías?

Por qué?

Ley Murphy

Deportes

Básquet

Motor

Rugby

Kayak

Fútbol

Bádminton

Otros

Baúl Recuerdos

Alimentos

Cómic

Juguetes

Radio

Televisión

Cine

Deportes

Música

Revistas

Varios

Noticias

Cotilleos

Menorca

Sociedad

Internet

Salud

Tecnología

Menorca

DiscoPubs

Fotos

Noticias

Historia

Ciudades

Foro

A comer

A dormir

De compras

Transportes

Servicios

Contactos

Fiestas

Cines

Vídeos

de Fiesta

Playas

Qué hacer

Qué ver

Disco Pubs

La Vela

Sa Sinia

Pub Box
 

Lateral

SaKova

 

Música

Alquimia

Euphoria
 

Puretones

Servicios

Callejero

Cartelera

Teléfonos

Farmacia

Traductor

Autobuses

El Tiempo

Diccionario

Televisión

Utilidades

Horóscopo

 

Participa

 

Debates

Encuestas

Sugerencias

Tus Anuncios

Tu página Web

Libro Visitas
 

 

Loterías

 

Isla de Menorca
Baleares - España

 
Pagina nueva 1

HORÓSCOPOS

WWW.CanaLMenorca.COM  Tu portal en Menorca

 Menorca - Baleares España 
HORÓSCOPO - CHINO - Cerdo - GOTOELCLUB.COM

Escríbenos a gotoelclub


El sincero cerdo

Afortunado, sincero, bondadoso, indeciso, fiel, comprensivo, con tendencia a la decepción, sentido del humor.

Si el cerdo no fuera tan sincero tal vez hubiera conservado muchas más amistades o no hubiera perdido oportunidades laborales y de contactos profesionales. Pero lo que él piensa es que la verdad es lo más importante de todo. Las amistades perdidas no le preocupan más que mantener una relación de amistad basada en la sinceridad y en el "todo hay que decirlo". Algunas personas no soportan las verdades enteras y por eso sufren decepciones en todos los aspectos de la vida, de las que tratan de levantarse olvidando y procurando ocuparse más tiempo en sus propias cosas.

La inseguridad que muchos cerdos transmiten no es tal, sino que es producto de una reflexión tal vez excesiva. Todo tienen que pensarlo más de dos veces e incluso cuando se han decidido por algo, empiezan a pensar si hubiera sido mejor haber elegido el otro camino. A pesar de las dudas, una vez que han tomado su decisión les cuesta mucho cambiar y prefieren seguir ese camino hasta el final, con admirable determinación.

Además son comprensivos, tolerantes, buenos amigos, rectos y justos. Sus cualidades le capacitan para trabajos sociales (no de relaciones humanas, en las que haya que mentir, como por ejemplo, comerciales o políticos) y también trabajos en los que se necesite concentración, muchos estudios y reflexión (medicina, investigación y desarrollo). Es también capaz para puestos de responsabilidad, en los que será admirado por su capacidad de trabajo y tenderá a la cordialidad y el control por la vía positiva de sus subordinados.

En el amor será un marido y una esposa fiel, comprensivos y amables. Aunque tienen un gran sentido del humor (llevan muy bien sus propios defectos) y saben pasarlo bien disfrutando de las cosas buenas de la vida, en la convivencia no deberán unirse a personas muy exageradamente extrovertidas o que les guste demasiado la juerga ya que les gusta la vida en el hogar y preferirán las fiestas con poca gente (amigos íntimos) y organizarla en casa, que irse por ahí o reunirse con multitudes.

Lo más importante para el chancho es:

Vivir sin estrés, Dedicarse a las altas y bajas pasiones. Compartir con sus seres queridos los momentos alegres y tristes de la vida. Buscar estímulos que lo inspiren para ser feliz. La lujuria, la gula y la filosofía. El arte y sus derivados. Los chismes sin maldad. Revolcarse en el chiquero

Con la familia

Un cerdo sin familia que lo quiera es un cerdo desperdiciado.
Su mayor vocación y realización es con la familia propia y ajena.
Su naturaleza instintiva le pide estar en pareja, ser apoyado, comprendido y respetado por sus hijos y esposo/a.
El cerdo busca tener calor de hogar y lo consigue con su desbordante calidez, dulzura, protección y optimismo.
Crecerá necesitando el amor incondicional de sus padres que lo consentirán y le pedirán opiniones debido a su precoz madurez.
Será un defensor de la familia, estará a cargo de sus padres y hermanos administrando la economía y el prana (energía) familiar.
Cuando esté triste o deprimido recurrirá a refugiarse en los brazos de su pareja, cónyuge, hermanos e hijos. En ambos sexos el cerdo es hogareño, le gusta el buen comer y dedicará horas y días en preparar manjares para su prole.
Acompañará a los hijos en sus problemas, tareas escolares y será un padre o madre de vanguardia informado del acontecer universal.
Su necesidad de amor es infinita; es un manantial inagotable de caricias, besos, masajes, canciones de sus favoritos todo matizado con un alto voltaje de creatividad, originalidad y autoridad que son pilares fundamentales en el ámbito familiar.
El cerdo es amado, extrañado y muy solicitado por sus seres queridos.
Cuando un cerdo se va o muere se desmorona el alma de la tribu. Su ausencia es un agujero de ozono imposible de reemplazar. A cuidar al vellocino de oro. 
Como maestro
El porcino es un ejemplar altamente cotizado en épocas de cultura light.
Su vocación por la materia que enseñe y su deseo de dejar una huella profunda en el alma del alumno lo inspirará para dar clases magistrales.
Tiene facilidad para llegar al meollo del tema con sencillez, practicidad, sentido del humor y sabiduría.
Esencialmente es un buen consejero e interlocutor.
Es sensible a la calidad más que a la cantidad de información. Tiene un radar especial para rescatar una joya en medio del barro y pulirla.
Es un maestro rebelde que no seguirá las reglas preestablecidas y deberá enfrentar la mediocridad.

Como amante y esposo/a

Dichosos quienes hayan pasado una temporada en el chiquero con algún cerdo.
Sabrán lo que es "quedar con el éxtasis". Este ejemplar porcino dotado de una sensibilidad suprema conoce los secretos de "El tao del amor y del sexo". No concibe la vida sin erotismo; su manera de ser está impregnada de sensualidad, buenas dotes amatorias y romanticismo.
La fidelidad no es su fuerte, cuando siente los instintos porcinos afloran, arremete sin medir las consecuencias y sobre todo olvidándose de su estado civil y de ciertas reglas de conducta familiar.
Su pasión resucita muertos, avasalla como un huracán en una aldea y cambia el grupo sanguíneo aceleradamente. El cerdo crea dependencia afectiva apenas se lo conoce.
La energía que invierte en cada elegida/o es recompensada con creces. Tienes fe en la duración del romance que puede transformarse rápidamente en una relación a largo plazo y en casamiento, y si es amor de una noche hará sentir a su pareja como el más sexy, encantador e irresistible de los humanos.
El cerdo se entrega en cuerpo y alma cuando se enamora. Su pasión es arrebatadora y transformadora; lo más importante del mundo es ese amor y a él se dedicará hasta que el destino decida cambiar el rumbo de su vida, tan impredecible en cuestiones del corazón.
El cerdo se simbiotiza con su pareja; a veces respira, come, duerme a través del otro y le cuesta delimitar su territorio.
El cerdo romperá miles de corazones a través de la vida, estará siempre dispuesto a ceder, escuchar, comprender pero... ATENCION CON LOS LIMITES Y LA BONDAD DEL CHANCHITO.
Cuando se harta o lo descuartiza se convierte en un jabalí salvaje dispuesto a matar sin remordimiento. Si llega al registro civil estará dispuesto a vivir dedicado a su marido o mujer CAIGA QUIEN CAIGA.
Es anticonvencional en su manera de compartir la vida cotidiana y doméstica. Hará lo que siente sin importarle el qué dirán. Es auténtico y caótico en su forma de ser; necesitará que le abran el chiquero para no sentirse preso y que no le recriminen sus aventuras extraconyugales.
Tal vez tenga más de un amor y matrimonio en la vida, pero nadie olvidará al cerdo por su intensidad, pasión y bondad.

Como socio y jefe

El cerdo tiene todo a favor para convertirse en el socio ideal. Su honestidad, eficacia, espíritu competitivo e ideas revolucionarias lo cotizan alto en la bolsa de valores.
Compartirá y acrecentará las ganancias dándole un aire revitalizador a la sociedad. Será el primero en llegar y el último en cerrar el boliche, aunque se dedique a festejar lujuriosamente los logros de la empresa.
Su visión, obstinación y profesionalismo lo convierte en un ser indispensable y adorado entre quienes tengan la suerte de asociarse con él.
Como jefe es un poco débil de carácter, propicio de dejarse llevar por afinidad, gustos y preferencias que no tienen que ver con la misión esencial. 
El cerdo mezcla las relaciones íntimas con las profesionales produciendo escándalos y rupturas que le pueden costar la vida.
Algunas veces tendrá pasta de líder y otras será un zángano que habrá que azuzar para que reaccione.
Como es ingenuo y tiene una buena fe de otro milenio le costará diferenciar a la gente que se acerca por interés o para tratar de estafarlo o embaucarlo en planes maquiavélicos. El cerdo necesita rodearse de un entorno positivo para no caer en pantanos imposibles de remontar y mantener una imagen acorde con sus virtudes y expectativas.
Es víctima de sus instintos, de su oculta ambición, y de las relaciones peligrosas de aquellos que elija para compartir un pedazo de destino. 


El cerdo, como amigo y enemigo

Encontrar un cerdo y tener la suerte de compartir a lo largo de la vida su amistad es el lujo más grande al que podamos aspirar.
Su corazón estará siempre dispuesto a ayudarnos, acompañarnos, querernos y divertirnos.
Su calidez y su tiempo siempre disponible son dones que se cotizan alto en épocas en que la mayoría de la gente se relaciona por la cuenta bancaria o los contactos que puedan ofrecerle para trepar en la montaña rusa.
El cerdo estará en los buenos y malos momentos de la vida, en las grandes fiestas y depresiones, en las despedidas y en los reencuentros dándonos su calor, humor, apoyo incondicional y espíritu travieso.
Como enemigo es temible. Cuando alguien lo ataca, ofende o estafa moralmente puede llegar a matar.
Es irracional, compulsivo y peligroso. No diferencia los factores en pro y en contra: tendrá ira roja, estará dispuesto a cumplir OJO POR OJO, DIENTE POR DIENTE, y no se calmará hasta ver derrotado a su enemigo. Es peligroso enfurecer a un cerdito, pues sus reacciones son dignas de un troglodita del paleolítico inferior.
Como mediador es un juez supremo.
Por su imparcialidad llegará a obtener un fallo justo y soberano.
El cerdo es justiciero, equilibrado y, salvo que esté muy corrupto, seguirá los dictados de su razón. 


Relaciones holísticas (NEGOCIOS-AMISTAD-AMOR) 

Relación Cerdo - Rata:

Una unión de negocios que puede resultar a las mil maravillas. Cada uno aporta sus virtudes, y aunque parezca que la rata va a sacar ventaja de la sociedad, el chancho va a quedar bien parado igual. El cerdo es paciente, optimista y trabajador, tres condiciones imprescindibles para trabajar con la habilidosa y manipuladora rata.
Lo mismo funciona para la amistad: son cómplices, se divierten con cosas parecidas, y aunque los dos son agua y tienden a dispersarse, pueden disfrutar de una sólida y larga relación.
Un romance con los ingredientes para triunfar: lujuriosos, divertidos y excesivos, estarán siempre rodeados de gente que los quiera y se entretengan sólo por estar con ellos. Desparraman buena onda y bienestar de todo tipo, ya que el cerdo proveerá y la ratita será la encargada de la tesorería, cuidando muy bien que nunca falte. Si la rata no exagera con las presiones e inseguridades, para siempre jamás... 


Relación Cerdo -Tigre:

Nada convencionales, pueden embarcarse en mil empresas y seguramente tener éxito en todas. Al tigre le gusta el sabor del peligro, el riesgo, enfrentar desafíos. El cerdo ama trabajar y le importan poco las remuneraciones, así que lo seguirá por la jungla con toda alegría y todo lo rápido que sus cortas patitas lo permitan. Los dos son suertudos, y aunque no les importe la plata como fin, sí les gusta gastarla y compartir. Serán generosos con los que los rodeen y al final del camino descubrirán que, estén como estén, la pasaron cañón. Como son sociables, andarán de party en party, el tigre siempre encabezando y concentrando la atención, mientras el puerquito se divierte mirando y comiendo. 


Relación Cerdo -Dragón:

Una unión de negocios muy conveniente, donde será más importante la empresa en sí que los logros económicos. A los dos les gusta tener plata para gastar, pero no se desviven por ella. El chancho tiene suerte, es trabajador y modesto, y le encanta que sea el dragón quien se ocupe de gerenciar y llevar las riendas. El dragón sabe que puede confiar en su superhonesto socio y salir a dar una vueltita por los cielos cuando se empieza a aburrir.
Son dos hiperrománticos, enamorados del amor y dispuestos a caer en cualquier abismo para gozar de sus pasiones, ¡así que lo harán sin asco! El cerdo (agua) incentivará al dragón para tener una relación lujuriosa, llena de locura y sin frenos. Cuando llegue el momento de ocuparse de la casa el puerco se hará cargo, y hasta es capaz de criar a los retoños solito, si es que el dragón se aburre y desaparece. 


Relación Cerdo -Caballo:

Mala combinación para los negocios. Al principio el cerdo se pone a trabajar alegremente, levantando la casita de paja diseñada por el caballo. Pero cuando se da cuenta de que se la llevará el viento o el fuego empezará a enojarse. Cuando, además, descubre que el caballo no marca tarjeta, hace uso y abuso de los fondos de la sociedad y encima dice de él que es un pesado, las cosas llegan al límite.
Dos amantes del amor en distintas frecuencia. El caballito es todo ilusión, fantasía y locura. El chancho embiste directo, sin tanta vuelta. Pero el caballo encontrará un cierto atractivo a este estilo y se entregará lentamente, dejando que el cerdo (agua) sea el que se ocupe de todo. Se amarán locamente y construirán un hogar más Picapiedras que Ingalls, ¡pero cálido al fin!. 


Relación Cerdo -Mono:

Gran combinación. Se pronostica éxito. Dos bichos fáciles de llevar, sin necedades, capaces de aceptarse como son apoyarse en sus virtudes, ignorando los detalles molestos. El cerdo estará feliz de que el mono lleve la batuta. Lo dejará haraganear y está convencido de que es "ocio creativo". El monito cuidará que la empresa sea rentable, elegirá las mejores inversiones, y se le aparecerá al cerdo con abultadas cuentas bancarias que el porcino hubiera sido incapaz de guardar solo.
Una historia de amor entre ellos es sólida como el chancho y alegre como el mono. Mucho hogar, pero con vida social intercalada, crianza de muchos hijitos, responsabilidades compartidas, admiración mútua, y confianza. De esas parejas que festejan los 50 años de casados agarraditos de la mano. 


Relación Cerdo -Perro:

Ninguno tiene vocación de mando ni demasiada ambición, así que sería raro que pusieran un negocio juntos. Se aprecian y ven sus virtudes. Les encanta estar juntos, y aunque encaran la vida de manera muy distinta, se aguantan. El cerdo tiene suerte para ganar plata, y el perro sabe cómo guardarla, así que pueden funcionar como sociedad. Pero van a estar más interesados en cualquier otra cosa que en el progreso de su empresa.
Para un perro, enamorarse y ser amado por un chancho es una experiencia galáctica: tanto optimismo y, sobre todo, un optimismo tan "sólido", lo desarma por completo y va a hacer lo posible por romper sus barreras y entregarse. El cerdo es naturalmente fiel y esta calma no dejará de preguntarse por qué el perro le gusta aullar a la luna en vez de disfrutar adentro de la casa. 


Relación Cerdo -Búfalo:

Los dos aportan muchos kilos de buenas intenciones a cualquier actividad que inicien juntos. Les encantará trabajar en pareja siempre y cuando el búfalo entienda que al chancho no le interesan los logros materiales y que es un gran trabajador ¡porque sí! Digerido este concepto, el cielo es el límite para que triunfen con su empresa. Al cerdo no le interesa dirigir... y el búfalo ADORA. Así que les será fácil repartir roles.
Como amigos van a tener problemas en las salidas: el chancho es gastador, salidor y generoso, capaz de invitar a toda la barra. El búfalo cuida la plata, y va a preferir alquilar un video y comer canguil en casa. Pero si se ven poco, van a compartir buenas charlas. 


Relación Cerdo Conejo-Gato:

El chancho trabajará, el conejo será el asesor, director o gerente. Así van a ser las cosas, y los dos las aceptan sin ningún problema. Ambos tienen suerte en el tema plata, y no les cuesta ganarla. Que el conejo se ocupe de los contratos, porque al santo del cerdo todo el mundo quiere pasarlo. Se complementan muy bien, y cada uno es responsable en su área.
No se divierten con las mismas cosas pero los dos son sociables, les encantan los lugares lindos y la buena comida, y sin necesidad de llevarse bien, tampoco se llevan mal. Se tienen cariño porque son intuitivos y capaces de ver adentro del otro, y admiran sus virtudes. Van a estar cuando se necesiten (¡sobre todo el solidario chancho!). 


Relación Cerdo -Serpiente:

El cerdo es el que más va a perder en una relación de negocios. Suertudo por naturaleza, no necesita de la astucia y habilidad de la serpiente para que le vaya bien. Así que terminará haciendo el trabajo sucio, ocupándose de todo y, además, compartiendo las ganancias con ella. Es capaz de hacerlo, pero a la larga se atacará y las cosas terminarán mal.
Como son hipersensuales y adoran el placer físico, si se encuentran en el plano amoroso las cosas cambian: la culebra adora a ese devoto del amor y el sexo, capaz de darle todos los gustos pidiendo muy poco a cambio. Y para el chancho conquistar a la serpiente es muy parecido a subir al Everest y plantar su banderita. Como siempre, el chancho se ocupa de todo (pero sin rencores), y los dos disfrutan juntos del sexo y una vida de hogar cálida y sin carencias económicas. 


Relación Cerdo -Cabra:

Una unión excepcional, salvo en el campo de la amistad, donde tienen diferencias. Puestos a trabajar juntos, el chancho es el compañero ideal para darle aliento constante a la cabra, y levantarle el ego de manera que se ponga creativa y activa. El puerquito trabaja por los dos si es necesario, mientras cuenta con la artística cabra para ponerle el toque final a las cosas. A la cabra le encanta la suerte que tiene el cerdo, y lo fácil que gana la plata.
Pero es una unión romántica hecha en el cielo. Se complementan perfectamente, se comunican sin necesidad de hablar.
Disfrutan de muchísimo y loco amor, sexo sin límites y deseos de vivir una vida en hogar, sin buscar nada afuera, para siempre. 
Será una casa cálida y acogedora, llena de progenie, parientes y amigos. 


Relación Cerdo -Gallo:

Puede ser una unión comercial muy reditable. Los dos son trabajadores hasta la exageración, y el cerdo no tiene ego laboral. Así que deja que el gallo se lleve los laureles. Feliz, el gallito lo apoya en su sensible autoestima y comparte las ganancias 50 y 50 (aunque en el fondo crea que él se merece un poco más...) Le deja pasar que sea un poco desprolijo, porque tanta buena voluntad compensa.
Si se enamoran, arde Troya: habrá fuego por todos los rincones y a toda hora, y ni los bomberos voluntarios podrán con ellos. 
Cuando se empiece a apagar la pasión ya habrá pasado suficiente tiempo como para que estén acostumbrados el uno al otro y miren sus defectos con ternura. Puede ser para siempre. 


Relación Cerdo -Cerdo:

Los dos atraen la buena suerte así que, aunque les tome tiempo, pueden hacer una fortuna juntos. No son nada competitivos, les encanta estar juntos y apoyarse. Trabajando no son Speedy González ni el Correcaminos, pero llegan a la meta, y seguramente con los bolsillos llenos de monedas de oro. Cada uno con su mambo, sin interferir en la vida del otro, ni preocuparse mucho por los papeles firmados. Pero mientras puedan pagar las cuentas seguirán adelante, y al final llega la recompensa a tanta humildad.
Nacieron para enamorarse, casarse y reproducirse. Lo hacen con mucha energía, viven para el otro y su prole, se matan trabajando para darles lo mejor, y se aseguran de que su casa sea todo lo acogedora posible: para su cría y todos los amigos que traigan.

 

 

Copyright www
 

Sección HORÓSCOPOS de Gotoelclub.com
EL CLUB de La isla de Menorca

Menorca - Islas Baleares - España

 

Si quieres comentarnos algo sobre el tema escríbenos y cuéntanoslo

pub